Contacta a deneto

  • Escribeme aquí
  • mensajes de esperanza y vida

    ¿Biblia, tradición y magisterio?

    ¿Escritura, tradición y magisterio?
    Parte de las doctrinas y prácticas  del catolicismo están basadas en la tradición. La iglesia católica enseña  que  ellos no solo se basan en la Biblia y que es necesario basarse también en la tradición. Ponen al mismo nivel de las Escrituras a la tradición.
    Para el catolicismo y la iglesia ortodoxa, la tradición es una parte de la palabra revelada por Dios que ella transmite (la Biblia es considerada la otra parte). La tradición católica se compone de todas las verdades reveladas por Dios que no están incluidas en la Sagrada Escritura (Biblia) y declaradas por el Magisterio de la Iglesia como tales
    En la Biblia, la tradición no constituye ninguna fuente de autoridad cristiana. Tanto  el Antiguo como el Nuevo Testamento no ofrecen ninguna evidencia en la que la tradición fuera una fuente confiable para sustentar una doctrina o práctica.
    El catolicismo enseña que la doctrina de la tradición se originó desde los mismos tiempos apostólicos, pero para ello no hay ninguna base bíblica que así lo certifique. Durante los primeros siglos algunos escritores y filósofos del catolicismo romano, escribieron basarse en la tradición. Pero es en el año 1546, en el Concilio de Trento, luego de la reforma iniciada por Martín Lutero, que se estableció “…La verdad salvífica y disciplina de costumbres están contenidas en los Libros santos y en las tradiciones no escritas…
    El Concilio Vaticano II fue un concilio ecuménico de la Iglesia católica convocado por el papa Juan XXIII, quien lo anunció el 25 de enero de 1959. Fue uno de los eventos históricos que marcaron el siglo XX dentro del catolicismo. Una de las conclusiones  del concilio señaló las relaciones de la Sagrada Escritura y la Tradición con el Magisterio. El Magisterio es, en efecto,  se constituye en intérprete autorizado de la Sagrada Escritura y de la Tradición.
     
    ¿La Biblia o el magisterio?
    El catolicismo declara que el magisterio es la fuente autorizada para interpretar la Biblia. Este es un grave error porque la Biblia no es de interpretación privada y no  necesita que nadie la interprete, esto se presta para manipulación y acomodación según se piense.
    La Biblia establece que ella misma es   su propio intérprete.
    2 Pedro 1:19-21 “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,  porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”
    Isaías 28:10 “Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá”
     
    En el catolicismo se critica a los Testigos de Jehová, que tienen su  centro de interpretación privada  llamada Watchtower, pero no se fijan que ellos también cuentan con un centro llamado magisterio. En la Biblia no se autoriza a ninguna persona ni organización religiosa a interpretar la Biblia.
     
    Estos centros de interpretación surgen ante la necesidad de controlar y manipular las Escrituras, cuando estas revelan cosas en las que dichas organizaciones está errando.
    Durante muchos siglos el catolicismo ató la Biblia en los monasterios y la ocultó de la humanidad. Tiempo de la edad media, durante el cual surgieron muchas  doctrinas y practicas anti cristianas originadas en el paganismo. Cuando surge la Reforma y se da acceso a la humanidad a las Escrituras, el hombre se da cuenta de cuantas cosas erradas se han creído y enseñado por siglos y como la iglesia católica obligó al mundo a vivir en un periodo llamado Oscurantismo. Ante la necesidad de seguir engañando y manipulando las mentes, el magisterio surge como la única supuesta autoridad para interpretar la Biblia y así evitar que la gente se dé cuenta de cuántas cosas se han creído y enseñado.
     
    ¿La tradición al nivel de la Escritura?
    En el catolicismo se enseña que la tradición está al nivel de las Escrituras. Para ello argumentan que Jesús le enseñó oralmente a sus discípulos  tradiciones y que posteriormente ellos transmitieron oralmente a otros cristianos y así sucesivamente  hasta llegar a nuestros tiempos. Este argumento es errado porque Jesús si enseñó oralmente, pero no hay un solo argumento del cual basarse para decir que Jesús enseñó tradiciones y mucho menos para decir que los apóstoles transmitieron  tradiciones a sus sucesores y que algunas de esas supuestas tradiciones hayan llegado a nuestro tiempo.
     
    El término utilizado en la Biblia para tradición es la palabra griega  parádosis, literal y bíblicamente "[instrucción] transmitida", es decir, de una persona a otra, o de una generación a la siguiente; "tradición".
     En los Evangelios es la interpretación oral acumulada del AT, particularmente de la ley de Moisés, dada por los escribas. Cuando se trataba de la transmisión, la palabra que se empleaba era qabalâh, el equivalente de parádosis, pero este término también se aplicaba a ciertos materiales escritos, especialmente a la hagiógrafa (escritura sagrada). Los fariseos y los rabinos que sucedieron a los escribas consideraban que la ley    oral era de origen divino, en pie de igualdad con la ley escrita y, por lo tanto, tenía la misma autoridad.
     
    La consideración que le tenían los fariseos a la ley oral no era compartida por otras    sectas judías: los saduceos, los esenios y más tarde los cristianos. Los fariseos se referían a estas enseñanzas como "la tradición de los ancianos" (Mt. 15:2), y Jesús la llamó "vuestra tradición" (vs 3, 6) o "tradición de los hombres", en el sentido de que era de origen    humano y no divino (Mr. 7:8).
    En las epístolas se usa la palabra "tradición" (parádosis; Gá. 1:14) también para referirse a las enseñanzas de Pablo, aunque la RVR traduce el término por "instrucciones", "doctrina" y "enseñanza" (1 Co. 11:2; 2 Ts. 2:15; 3:6).
    La forma más correcta de traducir dicho término en los escritos apostólicos no  es tradición debido a que Pablo y los apóstoles cuando predicaban a las gentes no enseñaban tradiciones humanas, las Escrituras establecen que ellos predicaban el evangelio (Romanos 1:15; 15:16,20; 1Cor.1:17; 9:14,16,18; 15:1; 2Cor. 2:12; 10:16; Gal. 1:8,11;  Ef. 6:19
     
    En La Biblia no hay un texto del cual basarse para creer o enseñar que la tradición está al mismo nivel de las escrituras   y que junto con ella constituyen una fuente de autoridad o que sean una forma de revelación de Dios.
    No hay un fundamento para creer que los apóstoles transmitían tradiciones en forma oral, la palabra “parádosis” debe ser entendida según el contexto en el que se utilice porque ellos y así lo establece la Biblia, enseñaban el evangelio.
     
    Referencias:
    Wikipedia,tradición apostólica
    Diccionario Bibliaonline
    Biblia Reina Valera, 1960


    Temas de adoración
    Temas sobre la trinidad
    Respuesta a apostatas
  • Reformistas
  • Profecías.com
  • Verdadasd
  •  


    LuX Design, visit Netmeter

    => ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=