Contacta a deneto

  • Escribeme aquí
  • mensajes de esperanza y vida

    ¿Por qué no se apedrea a los que hoy violan el sabado?

    ¿Por qué no se apedrea  hoy a los que violan el sábado?

    En La Biblia  hallamos  el  relato de un hombre que  fue  sorprendido  cortando leña  en día sábado  y  Moisés  recibió  de  Dios la orden de  apedrear a  dicha  persona:

    Numero 15:32-36

    Estando los hijos de Israel en el desierto,  hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo. Y los que le hallaron recogiendo leña,  lo trajeron a Moisés y a Aarón,  y a toda la congregación; y lo pusieron en la cárcel,  porque no estaba declarado qué se le había de hacer. Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre;  apedréelo toda la congregación fuera del campamento. Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento,  y lo apedrearon,  y murió,  como Jehová mandó a Moisés”

     

    La pregunta  para muchos  sería:¿ Porque hoy no se apedrea a las personas  que  deliberadamente violan el sábado?

    Es una pregunta interesante  que  nos pone a pensar,  porque  si es  verdad  que  el sábado  sigue  vigente entonces  la  orden divina  debe  ser ejecutada  e  irremediablemente  se  debe seguir un juicio y apedrear a los  violadores del  sábado.

    Pero también debemos  pensar  en los otros  casos,  enumerados por la Biblia, en los que las  personas   eran apedreadas y que son pecados muy  conocidos  y  cometidos tanto por  cristianos como  por no  cristianos  y que no han perdido vigencia

    En Israel eran sentenciados a ser apedreados  los:

    a)Los que blasfemaban el nombre de  Dios

    Lev. 24:16  Y el que blasfemare el nombre de Jehová,  ha de ser muerto;  toda la congregación lo apedreará;  así el extranjero como el natural,  si blasfemare el Nombre,  que muera.

     

    b) Los hijos contumaces y rebeldes

    Deu 21:20,21  y dirán a los ancianos de la ciudad:  Este nuestro hijo es contumaz y rebelde,  no obedece a nuestra voz;  es glotón y borracho. Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán,  y morirá;  así quitarás el mal de en medio de ti,  y todo Israel oirá,  y temerá.

     

    c)Los que incitaban o promovían a la idolatría

    Deu 13:6,10  Si te incitare tu hermano,  hijo de tu madre,  o tu hijo,  tu hija,  tu mujer o tu amigo íntimo,  diciendo en secreto:  Vamos y sirvamos a dioses ajenos,  que ni tú ni tus padres conocisteis, Le apedrearás hasta que muera,  por cuanto procuró apartarte de Jehová tu Dios,  que te sacó de tierra de Egipto,  de casa de servidumbre;

     

    d)Los adulterios 

    Deu 22:22-24  Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido,  ambos morirán,  el hombre que se acostó con la mujer,  y la mujer también;  así quitarás el mal de Israel. Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno,  y alguno la hallare en la ciudad,  y se acostare con ella; entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad,  y los apedrearéis,  y morirán;  la joven porque no dio voces en la ciudad,  y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo;  así quitarás el mal de en medio de ti.

     

     

    Pecados como el adulterio, la  incitación a la idolatría, las  blasfemias, la  rebeldía a los padres al igual que la  violación del sábado  se castigaban con apedreamiento. No podemos pensar  que  dichos pecados,  condenados  a lo largo  de la Biblia, perdieron su vigencia por  el hecho de que no se apedreen personas   en nuestro  tiempo.  Entonces nos preguntamos ¿Porqué no juzgamos y apedreamos a los que  cometen dichos pecados en nuestro tiempo?

    Si aún estuviéramos  viviendo en el periodo de la teocracia,(los primeros años de  gobierno de Israel) entonces tengamos  la seguridad que  hoy  por  orden divina se  celebraría un juicio y  se ejecutaría la sentencia de apedreamiento a los  violadores  de  dichas ordenanzas.  Pero  cuando  pasó el  periodo de la  teocracia y  se dio  lugar a los  reinados,  el poder  político se impuso  sobre  el  religioso y  dichos  actos de  justicia  pasaron a un segundo plano.  Durante  el periodo  de los  reinados también se siguieron celebrando  apedreamientos pero  en menor  frecuencia  que  durante  el periodo teocrático.

    ¿Por qué  no juzgamos y apedreamos a los que  deliberadamente violan el sábado?

    ¿Por qué  no juzgamos y  apedreamos a  los que blasfeman el nombre de Dios?

    ¿Por qué  no juzgamos y  apedreamos a  los que promueven la idolatría

    ¿Por qué  no juzgamos y  apedreamos a  los hijos rebeldes a sus padres?

    ¿Por qué  no juzgamos y  apedreamos a  los que  cometen adulterio?

     

    Durante el periodo de la teocracia, el juicio y su sentencia estuvo en las manos  de Dios; en este  tiempo los  líderes  seguían las  órdenes establecidas por Dios.  Para nuestro tiempo vivimos bajo  dictaduras y  bajo  democracias, pero  eso no quiere  decir  que  dichos pecados hayan dejado de  ser  pecado.  Sigue siendo  pecado  violar  el sábado, sigue siendo  pecado blasfemar  el nombre  de  Dios, sigue siendo  pecado adulterar, sigue  siendo pecado incitar a la  idolatría, sigue siendo  pecado la  rebeldía  contra  los  padres, la única  diferencia  es que  ahora  no  nos  compete  juzgar ni  apedrear. Dios mismo ejecutará  su  juicio  a su debido  tiempo.

    Dios mismo se encargará de  ejecutar  un juicio  a su  debido  tiempo  y en su  momento:

    2Co 5:10  Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos  ante el tribunal de Cristo,  para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo,  sea bueno o sea malo.

    Heb 9:27  Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez,  y después de esto el juicio

    Jua 5:22  Porque el Padre a nadie juzga,  sino que todo el juicio dio al Hijo,

    Jua 5:28-30  No os maravilléis de esto;  porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno,  saldrán a resurrección de vida;  mas los que hicieron lo malo,  a resurrección de condenación. No puedo yo hacer nada por mí mismo;  según oigo,  así juzgo;  y mi juicio es justo,  porque no busco mi voluntad,  sino la voluntad del que me envió,  la del Padre.

     

     

     

    Referencias:

     

    Biblia Reina Valera 1960



    Temas de adoración
    Temas sobre la trinidad
    Respuesta a apostatas
  • Reformistas
  • Profecías.com
  • Verdadasd
  •  


    LuX Design, visit Netmeter

    => ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=