Contacta a deneto

  • Escribeme aquí
  • mensajes de esperanza y vida

    El Consolador

    El Consolador en tiempos biblicos
    En la antigüedad cuando un esposo emprendía un viaje , viaje en el que iba a estar por fuera durante   mucho tiempo, éste no dejaba a su esposa sola o desconsolada, no la dejaba padeciendo necesidades y sin quien la cuidara o abogara por el cuidada de ella. Era costumbre que en muchos ocasiones el esposo le encargara el cuidado de ella a su mejor amigo. Amigo que se ocuparía de cuidarla, defenderla y consolarla en toda circunstancia hasta el regreso del esposo.
    En las Sagradas Escrituras es presentado a Jesús como el esposo de la iglesia, un esposo amante, fiel, que cuida y protege a su iglesia(Efe 5:23-27).
    Poco antes de su ascensión prometió no dejar huérfana a su iglesia(Jn 14:18) El término huérfano derivado de “orfanós” puede ser traducido como desconsolado, afligido o huérfano. Pero Jesús prometió no dejarla desconsolada o huérfana sino que volvería a ella.
    Así como era costumbre en la antigüedad, encargar la esposa al cuidado del mejor amigo, durante el tiempo de un viaje, así, poco antes de su ascensión, Jesús encargó a su esposa(la iglesia) al cuidado del Espíritu Santo, el cual la consolaría, defendería y cuidaría hasta el regreso de él.
    El Consolador prometido:
    Las Sagradas Escrituras en el libro de San Juan 14:16 nos presenta ésta hermosa promesa:  
    “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre”
    La palabra “consolador” es un término derivado del griego par, ákl'tos, traducido como "Consolador". Derivado de:
     La preposición “pará” significa “al lado de”
     El participio “kl”tós” que traduce “uno llamado”
     Literalmente significa "llamado para estar junto a" o “uno llamado al lado de”
    En la literatura anterior al cristianismo y en la no cristiana “parakletos” retiene el significado mas general de “uno que se presenta en lugar de otro” “un mediador” “un intercesor” “un ayudador”
    El encargado de cuidar, defender y consolar a la esposa era el esposo. Pero cuando éste viajaba le encargaba dicha obra a su mejor amigo. Ahora el consolador que velaría por ella sería un amigo, un amigo muy intimo de Jesús. Este amigo es descrito   como el Espíritu Santo.
    El Espíritu Santo, el consolador
    “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho” Juan 14:26
    El amigo prometido y encargado de consolar, cuidar, defender , ayudar, interceder y estar al lado de  la iglesia es el Espíritu Santo.  
     El Espíritu Santo  traducido de la expresión griega “Pnéuma Háguios” es descrito como el Consolador que estaría al lado de la iglesia.
    La obra   del Espíritu Santo descrita en las Escrituras a favor de la esposa(la iglesia) revela la unidad que hay entre el Espíritu Santo y Jesús, revela que la iglesia en ningún momento ha estado ni estará sola, revela que la iglesia puede pasar por momentos difíciles pero siempre estará el Espíritu Santo intercediendo y actuando a favor de ella. Siempre el Espíritu Santo la consolará, la cuidará y la defenderá.
     
    Existió y existe mucha especulación con respecto a la naturaleza del Espíritu Santo, pero en la revelación queda implícita su personalidad, porque se lo presenta realizando actos como los de una persona: escudriña(1cor 2:10), conoce(1 cor 2:11), intercede(Rom 8:26), ayuda(Rom 8:26), guía(Jn 16:13), convence(Jn 16:8) Puede ser entristecido(Efe 4:30). Se lo enumera con las otras personas: Dios el Padre y Jesucristo el Hijo, de tal modo que queda implícito que él también es una persona. 
     
    ¿Jesús es el mismo Espíritu Santo?
    Algunos tienden a pensar que Jesús es el mismo Espíritu Santo debido al uso que se hacen en las Escrituras de la palabra parakletos.
    El término parakletos es traducido como consolador y abogado y se aplica tanto a Jesús como al  Espíritu Santo.
    En Juan 14:16   y  Juan 2:1 leemos:
    “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre”
    “Hijitos míos estas cosas os escribo para que no pequéis, si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre; a Jesucristo el justo”
    En el primer texto el término parakletos es traducido como consolador y es aplicado al Espíritu santo, pero en el segundo texto es traducido como abogado y es aplicado a Jesús.
    Algunos tienden a pensar que en ese caso el término se refiere a una misma persona, es decir que el consolador es el mismo abogado, y en éste caso se refiere a Jesús.
    Pero cometen algunos errores graves de interpretación:
    a)Desconocen que el parakletos iba   a cumplir con el mismo papel del esposo de cuidar, consolar, defender    y ayudar a la esposa en ausencia del esposo
    b)En las Escrituras el Padre es presentado como Consolador también(Isa 51:12) y no por eso se le debe negar y desconocer   y decir que es el mismo Jesús y que por lo tanto no existe un Padre.
    c)En Jn 14:16 “Otro” esta expresión derivada del griego “allos” significa “otro del mismo tipo” es decir se refiere a alguien con las mismas cualidades de Jesús, pero totalmente distinto a él. En este caso no se puede argumentar que Jesús es el mismo Espíritu Santo porque es algo ilógico según los términos griegos.
    d)No hay un pasaje bíblico que indique que Jesús es el mismo Espíritu Santo y siempre se les presenta como dos personas distintas pero unidas.
    e) No hay una sola ocasión en l que Jesús se refirió al Espíritu Santo como si fuera él mismo.
     
    Referencias:
    e-sword
    http://denepaz.es.tl
    Bibla Reina Valera 1960
    Comentario Biblico Adventista
    Bibliaonline.net
     
     


    Temas de adoración
    Temas sobre la trinidad
    Respuesta a apostatas
  • Reformistas
  • Profecías.com
  • Verdadasd
  •  


    LuX Design, visit Netmeter

    => ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=